Razones Por las Que Amo a Karen Walker 

La cadena NBC confirmó el regreso de la serie Will & Grace, una de las series mas divertidas de los últimos tiempos. Debra Messing, Eric McCormack, Sean Hayes y Megan Mullally regresan en una novena temporada de 12 capítulos.

En el postrer que se ha difundido vía redes sociales, podemos ver a los cuatro protagonistas sentados y pareciera que el tiempo no ha pasado.


La serie fue emitida de 1998 a 2006, se ganó el cariño del público no solo por sus carismáticos personajes si no por las situaciones que enfrentaban.

Entre los personajes que más hicieron eco fue Karen Walker, interpretada por Megan Mullally.
Karen Walker es una mujer que a simple vista es frívola, adicta al alcohol y a cualquier medicamento. Su empleada Rosario es su incondicional, a pesar de que no siempre la trate muy bien.

Drama

Todos tenemos un lado Karen, o al menos algo que quisiera salir de ella en nosotros. Empezando por el drama.

El drama no está presente en su vida, a menos que uno de sus zapatos lo haya robado Jack, Pepe fuera de eso parece que nada la importa, pero en realidad podemos tomar parte de su filosofía para nuestra vida.

¿Para qué preocuparnos? Mejor ocuparnos de la situación y con el mejor sentido del humor podremos hacer frente a cualquier adversidad.

Los amigos

No importa qué tan diferentes sean a ti, siempre van a estar ahí para ti. Porque si algo nos enseñaron estos cuatro personajes es el valor de la lealtad.

No siempre vas a estar de acuerdo con las opiniones y decisiones de tus amigos pero eso no hace que la amistad termine. Aprendes a conocerlos y respetarlos más.

Un buen vodka siempre alegrará el momento.

Claro que no estoy diciendo que nos dejemos ir cómo gordas en tobogán al alcoholismo pero que disfrutemos de esos pequeños placeres que tiene la vida como saborear un helado, disfrutar de un vino o una paleta para esos momentos donde necesitamos conectar con nosotros.
No todo estaba perdido en Karen y depende de cómo leas al personaje. Seguramente en la superficie es fría pero hay una enseñanza en todo eso, disfrutemos del momento.
Si te gustó esta columna, ayúdame a compartirla en tus redes sociales.
No dudes en dejar un comentario.

Deja un comentario