Día Nacional Contra la Homofobia


Hace un año el Presidente Enrique Peña Nieto decretó el 17 de mayo como el Día Nacional de la Luca Contra la Homofobia.

En el sitio de Gobernación se publicaba una nota titulada ¿Por qué un Día Nacional de la Luca Contra la Homofobia?

En esta artículo se explicaba sobre la eliminación de la homosexualidad de la lista de las enfermedades mentales el 17 de mayo de 1990 por la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud.

Al parecer al mundo entero le ha costado trabajo entender que existimos personas diferentes,diferentes al amar, al tener sexo, a un sabor de helado, simplemente diferentes.

En México, un país tradicionalmente machista, no es la excepción.

El Baile de los 41 es un recordatorio que en México se ha hecho mofa de la diversidad sexual, de la exposición pública de los que son diferentes.

Salvador Novo, otros de los que con su actitud, defendió lo que era ser diferente, a pesar de la burla de los intelectuales de la época.

Carlos Monsivais, que sin decir o etiquetarse, su pluma siempre defendió los derechos de las minorías.

¿Por qué deberíamos etiquetarnos los unos a los otros?

Tal vez para reconocer nuestras diferencias y para integrarnos a un mundo que esta lleno de miedo a todo lo que es diferente.
Hay otra cara de la moneda y creo que es la que debemos combatir, la homofobia desde la homosexualidad.

Este tipo de homofobia es la más peligrosa, porque si una persona esta lidiando con su propia identidad y orientación, cuando ve que puede formar parte de un colectivo, pero este mismo, lo rechaza port estar muy gordo o muy flaco o por ser muy afeminado, entonces no hay para donde mirar.

Pareciera que cada vez que le llamamos a otro “jota” “loca” “mujer” estamos minimizando a la mujer y al mismo tiempo, poniendo jerarquías machistas en un colectivo que esta buscando eliminar el machismo.

Por eso muy importante cambiar nuestro lenguaje, reconocer que las diferencias están presentes en todos lados y que una persona sea más femenina o masculina, no tiene de raro.

La verdadera lucha contra la homofobia debe erradicarse desde casa.

Deja un comentario